¡Suscríbete aquí!

Vöz - Coherencia organizacional - eje fundamental de la excelencia

fecha: noviembre 2020 formato: vöz
Foto de Gabriel Figueroa
A nivel personal, la falta de coherencia en las empresas nos puede impactar más rápida y profundamente de lo que pensamos: un jefe que inoficialmente da preferencias a ciertos empleados, una sutil mueca cuando participamos en alguna reunión, una cultura organizacional que presume de inclusión y bienestar, pero en la que se vive con ansiedad y estrés organizacional día tras día. 

En ese sentido, necesitamos urgentemente lo mejor de nuestra gente y necesitamos cambiar el chip. Hoy se requiere de un gran compromiso, soluciones creativas, una excelente adaptación, más cooperación, simplemente más soluciones, y todo de manera ágil. Pero nada de esto se logra apuntando con una pistola en la cabeza mientras se piden las cosas por favor, por lo menos no de manera sostenible. Lo que no entendemos es que la pistola puede llegar a estar ahí de forma sutil y sin darnos cuenta. 

Si buscamos en la Real Academia Española encontraremos que la coherencia se define como «Conexión, relación o unión de unas cosas con otras. Actitud lógica y consecuente con los principios que se profesan». Por lo tanto, lo contrario a coherencia, es que no haya una actitud lógica y consecuente con los principios que se predican, lo cual genera incertidumbre e inseguridad en la gente. 

Como contraposición, en Google, en el famoso proyecto Aristóteles donde buscaron cómo construir los equipos perfectos, se llegó, después de varios años de investigaciones, a la conclusión de que el factor número uno es la seguridad psicológica. En otras palabras, el poder SER y participar, siendo nosotros mismos. Un artículo del New York Times que habla sobre el proyecto Aristóteles indica que:A nadie le gusta dejar de ser él mismo cuando llega a la oficina, y además sabemos que la seguridad, en sus diferentes niveles, es una de las necesidades humanas más básicas.  

Por lo tanto, como líderes, debemos ser los principales defensores y guardianes de la coherencia organizacional en sus diferentes niveles y de la seguridad psicológica en los equipos. 

Una forma muy sencilla de verlo a un nivel estratégico, pero con la intención de vivirlo a diario, es contraponer el nivel de visión y el nivel de mindset organizacional. Esto nos permitirá detectar qué tan coherente está siendo la organización en tener una visión potente, con respecto a un mindset organizacional, definido como una cultura ganadora que interioriza y vive la visión, y que finalmente se refleja en hábitos, rutinas, creencias y comportamientos diarios.  

En este punto es importante recalcar que no hablamos de la visión común que se pega en la pared y no se vive. Aquí estamos hablando de una visión descrita en gran detalle sobre hacia dónde vamos y cómo debería ser. 

 ¿En dónde estaría tu empresa o tu equipo en la siguiente matriz?  

¿En dónde estarías tú, con respecto a tu visión personal cómo líder y tu mindset? 

 

 

 

Únete a la Tribu Okonomía Click

Recibirás contenido de valor bimensualmente.